¿TE GUSTA MI BLOG? ----- Puedes demostrarlo pulsando en la publicidad ----- GRACIAS !

Las lágrimas de san Lorenzo

Así se ha llamado desde muy antiguo a las "Perseidas" o lluvia de estrellas fugaces que ocurre cada año desde mediados de julio hasta finales de agosto, teniendo un pico de máxima visibilidad entre el 10 y el 15 de agosto (habitualmente suelen ser más visibles las noches del 13 o el 14).
San Lorenzo fue un mártir español quemado en la hoguera en Roma en el siglo III y su día en el santoral es el 10 de agosto. En la edad media se decía que estas estrellas fugaces eran las lágrimas de este mártir vertió por sus verdugos mientras lo quemaban.
Como el punto celeste del que parecen surgir estos micrometeoritos cuando se mira al cielo (denominado punto radiante) es la constelación de Perseo, se les llama perseidas.

No es la lluvia de estrellas más importante, pero las fechas en que se produce, en verano y en época vacacional, hace que sea la más popular, siendo el fenómeno astronómico más conocido y observado en todo el mundo (a pesar de que sólo se da en el hemisferio norte).
Cometa 109P/Swift-Tuttle
En estas fechas, la Tierra pasa por una zona en la que abundan fragmentos de roca que se desprenden del cometa "109P/Swift-Tuttle", que tiene un ciclo de 135 años y que en su aproximación al sol pierde parte de sus componentes rocosos debido al calor, siempre en la misma zona del espacio.
La gravedad terrestre atrae a estos fragmentos, que caen y al entrar en la atmósfera, a una velocidad superior a los 50 km/s, el enorme calor generado por el roce con el aire hace que entren en ignición y se desintegren mucho antes de llegar al suelo (suelen tener el tamaño de granos de arena), creando el típico efecto de las estrellas fugaces.

En el momento de máxima actividad pueden caer hasta 100 meteoros por hora, aunque en la mayoría de los lugares sólo se suelen observan unos cuantos (siempre que se esté en un lugar muy oscuro, alejado de zonas habitadas). En un lugar de máxima visibilidad, en las condiciones adecuadas y con instrumentos ópticos, se puede observar una auténtica lluvia de estrellas, como se puede ver en la foto.

El año en que mejor se observaron las perseidas fue 1992, última vez en que el cometa 109P/Swift-Tuttle se aproximó al sol (volverá en el 2126), produciéndose una lluvia de estrellas espectacular en muchos puntos de Europa.

Otra lluvia de meteoros similar a las perseidas son las "Leónidas", con punto radiante en la constelación de Leo y que ocurre en noviembre, siendo en muchos casos tan visibles o más que las perseidas.


¿TE HA PARECIDO INTERESANTE Ó ÚTIL MI RESPUESTA? ----- Puedes demostrarlo pulsando en la publicidad ----- GRACIAS !