¿TE GUSTA MI BLOG? ----- Puedes demostrarlo pulsando en la publicidad ----- GRACIAS !

Los tramposos de la naturaleza

Hay animales o plantas cuyo aspecto engaña...

En artículos anteriores ("colores de advertencia", "cuidado!, soy peligroso") hemos visto cómo ciertos animales presentan colores, formas, aspectos, olores o comportamientos que sirven como señales de advertencia para los demás (Aposematismo), de manera que avisan que son peligrosos e intentan evitar un mal encuentro para ambos.
H.W. Bates
(es.wikipedia.org)

Sin embargo, hay una serie de especies que se han aprovechado de esta circunstancia... son los "listos" que hay por todas partes, individuos que presentan colores aposemáticos, diciendo a todo el mundo que son peligrosos... cuando no es cierto

Esta forma de adaptación tan curiosa e interesante se llama
"MIMETISMO BATESIANO"...

Mimetismo porque el individuo imita a otro, intentando ser confundido con él, y batesiano en honor a Henry Walter Bates, científico inglés (contemporáneo de Charles Darwin y A.R. Wallace, con el que compartió alguna expedición) que describió este fenómeno en una serie de especies de mariposas que estudió en el Amazonas.

Describamos brevemente algunos de los ejemplos más conocidos de "mentirosos batesianos", por curiosos o espectaculares.

    Coral (Micrurus dumerili)
    jorgenfyhr.com
    Serpiente rey (Lampropeltis triangulum)
    Foto: Martin Schmidt
    Coral (Micrurus fulvius)
    en.wikipedia.org
  • Probablemente el más conocido ejemplo de este tipo de mimetismo son las serpientes falsas corales, que se parecen de una forma inquietante a las "verdaderas"corales. Hay varias especies de estas, aunque la más conocida es la Lampropeltis triangulum, vulgarmente llamada serpiente rey o serpiente de Sinaloe. Estos ofidios presentan unas bandas de colores prácticamente iguales a las de las corales, es decir, rojo, negro y amarillo o blanco. La diferencia está en el patrón, es decir, en la situación de cada color. Así, las corales tienen el amarillo o blanco junto al rojo, mientras que las falsas corales siempre tienen negro junto al rojo, nunca amarillo o blanco. Este detalle es fácil de reconocer si uno lo conoce previamente, pero si nos plantamos ante una de estas pequeñas serpientes, siempre nos quedará una duda que nos hará evitar acercarnos (las corales son muy peligrosas). Además, sus posibles depredadores no sabrán distinguir entre una y otra, por lo que el engaño funciona a la perfección y la serpiente rey siempre está a salvo, gracias al veneno de otra.
    Episyrphus balteatus, mosca avispa típica
  • Las moscas-avispa son un grupo de insectos dípteros (es decir, pertenecientes al grupo de las moscas, mosquitos, etc.), en su mayoría incluidos en la familia Syrphydae, que presentan el aspecto de una avispa. Así, adoptando la forma y aspecto de un animal peligroso, como las avispas, se protegen ante sus depredadores. Realmente, en un primer vistazo parecen avispas, pero si observamos con un poco de detenimiento comprobaremos que solo tienen un par de alas, como corresponde al grupo al que pertenecen (Diptera), mientras que las avispas tienen 4 (aunque frecuentemente aparecen tan juntas las alas de cada lado del cuerpo que parecen estar unidas formando una única ala). Además, en estas moscas no hay una clara diferenciación entre tórax y abdomen, sus antenas son diferentes y más cortas y sus ojos mucho más grandes que los de una avispa.  En todo caso, resulta complicado para cualquier posible depredador determinar si uno de estos individuos es una avispa o no, con lo cual buscará otra fuente de alimento.
    Mariposa monarca (waza.org)
  • Entre las mariposas son bastante frecuentes los casos de este tipo de mimetismo (ya se dijo antes que Bates describió el fenómeno en mariposas). Sirva como ejemplo un grupo bastante conocido, como son las "mariposas monarca", pertenecientes al género Danaus (familia Nymphalidae). Esta presentan unos patrones de coloración aposemática muy característicos, generalmente anaranjados y negros, combinación bastante habitual en la naturaleza y que avisa a los posibles depredadores que estos insectos tienen muy mal sabor y son tóxicos, por lo que resultan incomestibles. Pues bien, existen varias especies de mariposas de diferentes géneros y familias que imitan estos patrones de color, entre las cuales destaca la "mariposa virrey" (Limenitis archippus) que es difícil de distinguir de la monarca, por lo que está muy protegida ante el ataque de los insectivoros, a pesar de ser comestible. Hay también otras especies en las que aparecen ocasionalmente hembras de coloraciones similares, como ocurre con las Papilio dardanus, de manera que estos ejemplares tendrán una mayor probabilidad de sobrevivir y reproducirse.
    Papilio dardanus (Mocker swallowtail)
    Papilio dardanus (biodiversityexplorer.org)
    Limenitis archippus (naba.org)
duendevisual.wordpress.com
  • El pulpo Thaumoctopus mimicus es un auténtico artista del engaño. Hasta tal punto es así que su nombre vulgar es pulpo mimético y se trata de una especie descubierta para la ciencia de forma bastante reciente. Su habilidad en el engaño es tal, que es capaz de adoptar una forma y colores que le mimetizan con diferentes animales peligrosos. Esto resulta aún más sorprendente si pensamos que cuando se siente amenazado, el aspecto que adopta es siempre aquél que mayor efecto puede tener sobre el posible agresor. Es decir, parece saber cuál es el disfraz más eficaz en cada momento, tomando el aspecto del animal que más asusta a su posible depredador. Así, puede adoptar el aspecto de una serpiente marina o de un pez escorpión, una platija, una estrella de mar o una raya.

Papilio troilus - Spicebush Swallowtail
Foto: Samuel Jaffe - 2010 (en pbase.com)
  • Hay otro individuo absolutamente increíble: se trata del caso más divertido entre las orugas con colores de advertencia, las de la especie de mariposa Papilio troilus, que adquieren un llamativo color naranja o verde, pero con el detalle curioso de que presentan unas manchas tan bien distribuidas que la indefensa oruga parece una serpiente bastante peligrosa, lo que hace desistir a sus depredadores. Desde luego este ejemplo es espectacular por la forma tan prefecta en que las manchas de la oruga imita la cara y los ojos de otro animal, dando la sensación de ser más grande y peligroso.

  • El último ejemplo es verdaderamente curioso, porque nos muestra un individuo que ha adaptado no sólo su coloración para parecer tóxico y no ser devorado, sino que ha desarrollado un comportamiento destinado a mostrar a sus posibles depredadores esos colores, por si acaso estos no los vieran bien. Se trata del sapo de vientre amarillo (Bombina variegata), un tipo de sapo típico de centroeuropa que, como su nombre indica, muestra unas coloraciones aposemáticas muy características en el vientre... El problema es que en condiciones normales éstas no resultan muy visibles para los posibles depredadores que se acerquen (serpientes acuáticas fundamentalmente). Por eso, cuando se ve en peligro, debe adoptar una postura que le permita enseñar a la serpiente que es venenoso, igual que una salamandra, y que no debe comerlo. Este truco funciona siempre, de manera que este tipo de sapo se encuentra a salvo de depredadores.
Por cierto, que esta postura defensiva, que también suelen presentar otros anfibios, como salamandras y tritones, consistente en arquear su cuerpo de manera que sus colores aposemáticos sean bien visibles cuando se acerca un depredador, recibe el nombre de "Unkenreflex". Este nombre procede del alemán "unken", que es como se llama en ese país a los sapos de panza amarilla (o naranja), del género Bombina. Reflex es debido a que se trata de un acto reflejo, que el animal ejecuta siempre que se vea en peligro.
Sapo de panza amarilla mostrando sus colores aposemáticos
(amiralles.com)
.



¿TE HA PARECIDO INTERESANTE Ó ÚTIL MI RESPUESTA? ----- Puedes demostrarlo pulsando en la publicidad ----- GRACIAS !