Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¿TE GUSTA MI BLOG? ----- Puedes demostrarlo pulsando en la publicidad ----- GRACIAS !

Cuidado!, soy peligroso


El aposematismo consiste en la emisión de señales de advertencia


Como ya vimos en el artículo "colores de advertencia", la forma más común de decir a los demás que uno es peligroso, venenoso o incomestible, es mediante unos colores corporales muy llamativos, que sirven de señalizadores (colores aposemáticos).

Es una forma de avisar a los demás:
¡cuidado conmigo, soy peligroso!

Bien, pues el color llamativo no es la única forma de advertir sobre la posible peligrosidad

A continuación desvelamos algunos otros métodos para hacer ver a los que te rodean que es mejor alejarse de tí:


    Información sobre la serpiente de cascabel
    bioenciclopedia.com
  • Otro tipo de serpiente muestra un aposematismo diferente, no basado en el color o aspecto, sino en la emisión de señales sonoras de advertencia. Se trata de las muy famosas serpientes de cascabel (grupo de víboras pertenecientes el género Crotalus), que presentan una especie de "cascabel" al final de la cola, que emite un sonido característico cuando la serpiente la hace vibrar, cosa que hace cuando se siente amenazada o molestada. Este cascabel es una especie de caja córnea, formada por varias piezas de una textura similar a la de las uñas humanas y en cuyo interior hay otras piezas sueltas. Cuando el animal agita la cola, estas piezas golpean las paredes de la cajita y producen un sonido característico, que sirve de advertencia a todo animal que se acerque demasiado. Así, la serpiente evita ser pisada y también se ahorra malgastar su veneno (que es fabricado fundamentalmente para capturar alimento)... y el intruso salva la vida si se aparta de su camino.
northrup.org
  • La emisión de olores desagradables también es una práctica disuasoria bastante extendida, y que igualmente se considera bajo la denominación de aposematismo. Es conocido el nauseabundo olor que emiten las glándulas anales de las mofetas (mamíferos de la familia Mephitidae que se caracterizan por presentar este mecanismo de defensa). Las mofetas o zorrillos, cuando se sienten amenazados, adoptan una postura característica levantando la cola y a veces también las patas traseras, para expulsar a continuación un líquido rico en compuestos sulfurados (tioles), de un fuerte y persistente olor. El animal es capaz de emitir el productos de sus glándulas anales a presión, de modo que puede alcanzar distancias de hasta 2 metros. Se dice que este olor insoportable puede permanecer durante una semana, sin importar cuánto y con qué se lave la zona rociada... De todos modos, la mofeta no suele necesitar emitir su líquido, pues la mayoría de los animales conocen sus efectos y en cuanto el animal levanta la cola y empieza a notarse el olor, se quitan de enmedio.
    nationalgeographic.es
  • El pez globo (pez óseo de la familia de los Tetraodontidae) es otro animal que en cierto modo intenta que sus posibles depredadores no lo coman, ya que su carne es muy venenosa (se ha estimado que la tetraodotoxina, presente en las gónadas, piel e intestino de este pez, es mil veces más tóxica que el cianuro). De todos modos, eso no le sirve de nada al pez si eso implica que alguien se lo ha comido. Por eso, cuando se ve amenazado, llena su estómago, que es enormemente flexible, una gran cantidad de agua y se infla, aumentando espectacularmente su tamaño (de modo que resulte muy complicado tragarlo) y erizando una serie de espinas que recubren todo su cuerpo. De este modo, su aviso siempre tiene efecto disuasorio y depredador y presa pueden continuar viviendo. En Japón se considera un manjar exquisito (se denomina "fugu"), pero debe ser preparado por un cocinero experto, que sea capaz de eliminar las partes del cuerpo del pez que son venenosas con la habilidad suficiente como para que las toxinas no pasen a la carne... A pesar de todo, cada año fallecen unas cuantas personas en este país a consecuencia del consumo de pez globo.
    en.wikipedia.org
  • Las cobras (dos grupos de serpientes pertenecientes a la familia Elapidae) es un tipo de serpiente que advierte a quien se acerca de su peligrosidad de forma parecida a la de la cascabel. Hay una estructura anatómica aposemática y un comportamiento que avisa del peligro. La estructura anatómica es el ensanchamiento de la piel del cuello, al ensanchar unas costillas de la parte trasera de la cabeza, formando una especie de capucha que le da al animal un aspecto más intimidante. Si a ello sumamos que levanta del suelo la parte anterior de su cuerpo, tenemos una serpiente muy amenazadora, que está avisando de que realmente es muy peligrosa y es mejor apartarse de su camino.
    en.wikipedia.org
  • Para finalizar con estos ejemplos, una pincelada sobre un caso muy curioso y aún sin explicación científica: el comportamiento de los lemmings, unos pequeños roedores de la familia Cricetidae, habitantes de áreas norteñas de clima muy frío. Estos hermosos animalitos, verdaderas bolas de pelo, presentan unos colores que resultan muy poco apropiados para camuflarse y escapar de sus múltiples depredadores. Se ha propuesto que realmente estos colores cumplen la función contraria, es decir, tendrían un carácter aposemático, de manera que el animal estaría advirtiendo de que en cierto modo no es buena idea intentar capturarlo... pero, ¿por qué?. Pues, aunque parezca ridículo, porque son extremadamente agresivos cuando se ven amenazados por un depredador, de manera que lo atacan con saña, emitiendo fuertes chillidos y saltando hacia él con intención de morderle.... Increíblemente, parece ser que esta táctica funciona y en una gran cantidad de ocasiones, el depredador decide dejar al lemming y buscar otra presa que ofrezca menos resistencia (algo, por otra parte, muy típico de los depredadores, que deben evitar en todo momento resultar dañados en un encuentro con una presa, pues eso implicaría su muerte a medio plazo). Una táctica suicida, que funciona a menudo, por lo que no tiene por qué ser peor que otras.


Hasta aquí, hemos hablado de los colores y otras formas de advertencia en el reino animal, que sirven para avisar a los demás que, de un modo u otro, se es peligroso.

En un próximo artículo, comentaré casos aún más curiosos, como ocurre con aquellos individuos que poseen estas señales de advertencia, pero que en realidad no resultan peligrosos. Es una forma de aprovecharse de la eficacia de estas señales en la naturaleza y un método genial de engañar a posibles depredadores imitando alguna característica de un individuo que realmente lo es....
Son los mentirosos de la naturaleza.


¿TE HA PARECIDO INTERESANTE Ó ÚTIL MI RESPUESTA? ----- Puedes demostrarlo pulsando en la publicidad ----- GRACIAS !